domingo, 26 de marzo de 2017

FOTOGRAMA ORIGINAL DE LA SERIE DE TELEVISIÓN “MORTADELO Y FILEMÓN”



En la larga trayectoria que viene marcando esta sección, es la primera vez que muestro un dibujo como el presente. Nunca antes había expuesto un fotograma original de los cientos de miles que se necesitan para poder crear una serie animada de televisión o un largometraje de este mismo género. Éste, en particular, pertenece a la serie creada por BRB Internacional en 1994 (pero emitida al año siguiente) y cuyos protagonistas no fueron otros que los mismísimos Mortadelo y Filemón.

Esta serie, que adaptó a la televisión algunas aventuras largas de las muchas creadas por Ibáñez de sus retoños más populares, fue todo un éxito en su época, gozando de 2 temporadas compuestas por 13 capítulos cada una, lo que hace una suma total de 26 episodios. Tristemente, el paso del tiempo no ha hecho justicia, provocando que esta serie envejezca considerablemente vista a los ojos de hoy. Es cierto que no debe resultar nada sencillo trasladar un álbum de 44 páginas a un formato que no duraba más de 30 minutos por episodio, obligando a sus creadores a suprimir drásticamente partes de la historia original; aún así, a mi entender, supieron hacerlo bien.

Pero mi cometido aquí no es juzgar esta serie, sino mostrar públicamente y comentar este bonito fotograma que, además, tiene el añadido de que está firmado por el gran Francisco Ibáñez, motivo que me impulsó a hacerme con este original.



domingo, 19 de marzo de 2017

HULK, por López Espí (II)



Posiblemente motivado por su amplia legión de fans, López Espí creó una Galería Gráfica con todos los personajes, tanto de Marvel como de otras editoriales (DC y Fleetway), que llegó a dibujar durante su larga carrera profesional. Dicha Galería, a la que se puede acceder a través de su web, está compuesta por un total de 229 personajes creados a todo color, la gran mayoría superhéroes. El que hoy muestro aquí no es otro que el increíble Hulk, el cual, ocupa el puesto número 18 de dicha colección. Este lado oscuro de Bruce Banner, ya convertido en una criatura sin control, podemos contemplarlo tanto en su versión original a tinta como a color.     


HULK, por López Espí (I)



Este verdoso y malhumorado mastodonte de la factoría Marvel, también conocido como La Masa, se cuela esta semana en las entrañas de esta sección. Brillantemente ilustrado por uno de los más grandes dibujantes que ha dado este país, Rafael López Espí estuvo al frente de los personajes de esta todopoderosa casa americana cuando Vértice importó estas historietas hasta territorio español. Buena parte de estos superhéroes pasó por sus manos protagonizando unas cubiertas que el transcurso de los años ha convertido en míticas. Desgraciadamente, ninguno de estos originales fue devuelto a su autor y, tras el cierre de la editorial, todos cayeron en manos de comerciantes y coleccionistas. 


domingo, 12 de marzo de 2017

UNA SOLUCIÓN, por Raf



Divertida tira cómica, dibujada en 1956 en formato vertical, obra del gran Raf. Publicada, probablemente, en la revista “La Risa”, el autor nos muestra a un señor desesperado por solucionar sus problemas de calvicie. Para ello, acude a la consulta del doctor Pepinov, graduado en Rusia, en la Universidad de Tomatev, y todo un experto en tratamientos capilares. De forma casi milagrosa, en una única sesión, el paciente sale de la consulta loco de contento luciendo su nueva y abundante cabellera. No sabemos cuánto habrá podido costarle la fiesta a este pobre desgraciado; lo que sí sabemos a ciencia cierta es que, al menos, el bigote era suyo.

Con tan sólo 5 viñetas, y sin necesidad de emplearse en los diálogos, a Raf le bastaba para conseguir arrancarnos una sonrisa. 



domingo, 5 de marzo de 2017

PAFMAN: MENS SANA ET CORPORE ROTO, por Cera (II)



Segunda y última página correspondiente a esta alocada aventura protagonizada por Pafman y Pafcat y cuya acción tiene lugar entre las cuatro paredes de un gimnasio.

Por poner al lector al corriente, recordemos que nuestros héroes, tras un complicado reparto de mamporros, deciden ponerse en forma y, para ello, qué mejor manera de conseguirlo que haciendo ejercicios de musculación. Todo transcurre como la seda hasta que a Pafcat no se le ocurre otra cosa que dar unas palmaditas en la espalda a su compañero cuando éste había conseguido cargar con unas pesas de 100 kilos. Pafman, aunque se las dé de fortachón, pierde el equilibrio y, tanto su pesada carga como él, salen rodando a toda velocidad llevándose por delante todo cuánto se les iba cruzando por el camino.

Tras algunos tropiezos, aquella frenética carrera llega a su fin, dejando atrás unos cuantos pies aplastados, unas paredes atravesadas como si hubiesen sido de papel, y un coche recién aparcado que ha quedado como si le hubiese pasado un elefante por encima. Ni que decir tiene que estas, en un principio, inocentes hazañas acabaron en un descomunal enfado general y en una sanguinaria persecución contra los causantes de la tragedia. Pero que no cunda el pánico, nuestros amigos han salido sanos y salvos de situaciones mucho más complicadas que la presente.  



domingo, 26 de febrero de 2017

PAFMAN: MENS SANA ET CORPORE ROTO, por Cera (I)



Tras una larga ausencia, durante la cual, se ha dedicado a seguir limpiando el mundo de maloliente escoria, Pafman vuelve a pasarse por este blog para presentarnos una nueva/antigua aventura.

Junto a su inseparable compañero de fatigas, el intrépido Pafcat, luchan sin descanso contra una sanguinaria banda de malhechores. No sabemos si el número de tortas repartidas supera al de las recibidas (tristemente me hace pensar que es al contrario), pero lo importante es que han logrado salir victoriosos de esta nueva lucha contra el crimen a pesar de que sus huesos hayan acabado hechos papilla. Y es que claro, como la editorial tomó la decisión de jubilar a ambos anticipadamente, la forma física de cada uno no es la misma ni de lejos que cuando se hallaban en activo. Por este motivo, deciden apuntarse a un gimnasio, para recuperar la forma que un día hubo y mejorar sus siluetas. Eso sí, no conviene olvidar que se trata de Pafman y Pafcat, dos de los superhéroes más patosos y despistados del país, y si no la acaban liando parda allá por donde pisan, parece que no son capaces de conciliar el sueño. Pobre monitor del gimnasio, no sabe dónde se ha metido admitiendo a estos dos…



domingo, 19 de febrero de 2017

THE PHANTOM: THE MYSTERY AT IVY CROWN. PÁGINA 6, por Joan Boix



El original que hoy expongo en esta sección corresponde a la página número 6 de la aventura The mystery at Ivy Crown, protagonizada por The Phantom, héroe que Joan Boix lleva dibujando desde 1993.

Esta historia fue la última de 32 páginas publicada del personaje. Actualmente, las aventuras del Hombre Enmascarado constan de 22 páginas. A pesar de que esta historia vio la luz el pasado 5 de diciembre (2016), empezó a gestarse mucho antes, concretamente, durante los primeros meses de 2015. Por aquel entonces, Boix se hallaba embarcado en otros proyectos que hicieron que el ritmo marcado para la realización de nuevas páginas de The Phantom fuera algo más pausado que de costumbre.

Pacientemente, empezaron a brotar las primeras páginas a lápiz (de la número 1 a la 6) y, posteriormente, el pasado a tinta de las mismas. Esas enormes ganas por volver a reencontrarse con su añorado héroe enmascarado hicieron que Boix se dejara la piel (esta vez más que nunca) en la ejecución de aquellas 32 páginas, realizando un extraordinario trabajo que fue aplaudido tanto por su público como por el propio editor.

Ya en febrero del año siguiente (2016), el autor de Jonathan Struppy dio por terminado este nuevo guión realizando la portada de esta historia y de la que ya mostré su original en este mismo blog (tanto a lápiz como a tinta) hace algo más de dos meses. 


 Portada original de The mystery at Ivy Crown.


 Página original número 6 (con dedicatoria del autor) perteneciente a la misma historia.

lunes, 13 de febrero de 2017

LOS MUCHAMARCHA´S: AL “CALOR” DEL HOGAR (IV), por Segura (XXXIII)



Todo lo que empieza, se quiera o no, debe llegar a su fin. Por esta simple e irrevocable regla de tres, Al “calor” del hogar concluye hoy con una página visualmente impactante. Formada por tan sólo un par de viñetas, Segura, demostrando su sobrada maestría y que admiraba su trabajo, desarrolló una última escena digna del mejor de los elogios.

Tras la conversación telefónica mantenida con su empleado, el jefazo de Bromúrez es testigo directo de una tragedia que, aunque anunciada, se presentaba inevitable. Una fuerte explosión sucedida al otro lado del teléfono casi consigue provocarle un ataque al corazón y dejarle sordo de ambos oídos al mismo tiempo. Efectivamente, tal y como aquel hombre ya le había advertido, restos de munición habían quedado escondidos entre las ramas y, al contacto con el fuego, ¡catapún!, todo a saltar por los aires. El hogar de Bromúrez queda reducido a escombros, y no sólo esta vivienda, sino también el resto del edificio acaba derrumbado por los suelos. Como cabe esperar, la reacción de todos los vecinos del inmueble es de auténtico asombro, y cada uno de ellos achaca el gran desastre acontecido a una causa distinta ajenos al verdadero origen de la tragedia.

Todo este tinglado fue incluido en la última gran viñeta de esta historia, la cual, ocupa casi toda la página en su totalidad. Esta tremenda secuencia, tal y como está planteada, me recuerda bastante a cualquiera de las aventuras vividas en ese loco vecindario ubicado en la 13, Rue del Percebe. 



domingo, 5 de febrero de 2017

LOS MUCHAMARCHA´S: AL “CALOR” DEL HOGAR (III), por Segura (XXXII)



Exprimamos hoy la tercera página de Al “calor” del hogar, esa divertida nueva historieta protagonizada por Los Muchamarcha´s que ando mostrando en este blog a lo largo de las últimas semanas.

Aquí vemos a Teo y a Keke (locos de contentos) recogiendo leña por la finca del jefe de Bromúrez como el que recolecta setas por el campo. Llenos de orgullo ante tan brillante idea (la de trabajo que se están ahorrando al no tener la necesidad de talar aquel voluminoso tronco de pino), cargan la camioneta hasta el límite de sus capacidades y se dirigen de vuelta a casa. Después de cuatro viajes, consiguen dejar el bosque limpio como los chorros del oro y, ya por fin, pueden sentarse tranquilamente a disfrutar del calor de aquella chimenea que ardía como pocas veces había hecho.

Para celebrar que su genial ocurrencia había llegado a buen puerto y, por lo tanto, se había convertido en un rotundo éxito, Keke prepara un pelotazo de su propia invención con el que poder brindar en familia. En ese mismo momento, suena el teléfono. Era el jefe de Bromúrez, recordándole que aún no había talado el pino. Él se justifica diciéndole que, a cambio, ha recogido todas las ramas que había por ahí tiradas y que le ha limpiado el bosque. Lejos de enfurruñarse, su mandamás le advierte de un grave peligro que está corriendo, tanto él como toda su familia, si, finalmente, deciden prenderle fuego a todo ese ramaje. ¿Por qué? La conclusión ante tan descabellada situación, sólo dentro de siete días…



domingo, 29 de enero de 2017

LOS MUCHAMARCHA´S: AL “CALOR” DEL HOGAR (II), por Segura (XXXI)



Segunda página de esta historia compuesta de cuatro titulada Al “calor” del hogar y que viene como anillo al dedo dadas las bajas temperaturas que nos vienen amenazando desde hace días.

El gruñón de Bromúrez propone una solución que les ayudará a ahorrar en calefacción, aunque, en realidad, la idea no sea del todo suya. Resulta que su jefe tiene un gran pino seco plantado en su finca y decide ofrecérselo a su empleado como leña para pasar el invierno a cambio de que éste le quite el muerto de encima. Bromúrez acepta la propuesta y envía a su cuñado Keke y a Teo para que se encarguen de talarlo y de transportarlo en la camioneta hasta su hogar.

Ambos se presentan en el lugar en cuestión (finca “Los Palitroques”) y, justo al inicio de su tarea, viendo el arduo trabajo que aún les quedaba por delante, Keke barre visualmente la zona y descubre una gran cantidad de leña esparcida por todo el lugar. Como cabe esperar, la faena de recoger todo aquello resultará mucho más aliviada que serrar ese enorme tronco que tienen delante de sus narices, así que, por mutuo acuerdo, tío y sobrino inician sus labores de recolección sin sospechar lo más mínimo que una gran sorpresa (o mejor dicho, una gran catástrofe) les aguardaba al final de su aventura.

Continuará…