domingo, 25 de septiembre de 2016

SUGAR: DROGAS EN EGIPTO. PÁGINA 3, por Martínez Osete



Sigamos con lo establecido. Aquel piloto del helicóptero, que llega hasta el país de El Cairo como refuerzo solicitado por el agente Sugar, permanece sentado en la cabina del aparato vigilando cualquier movimiento extraño que pueda acontecer por la zona señalada bajo estricta orden de su compañero. De pronto, aquel hombre paciente informa de la repentina llegada de otros tres helicópteros, los cuales, se posan en tierra firme y se marchan transcurridos escasos minutos. Todo transcurre bastante rápido. Sugar, que mantiene contacto por radio con su ayudante desde el hotel donde se hospeda, le ordena que permanezca atento y no baje la guardia. Los tres helicópteros regresan de nuevo, y el hombre comprueba con sus propios ojos cómo varios hombres cargan extraños y voluminosos paquetes a bordo de aquellos ligeros aparatos. Antes de iniciar su veloz retirada, el que hacía de cabecilla del grupo paga una suculenta cantidad de dinero a su cliente para que éste y sus secuaces continúen con el trabajo que llevaban entre manos. Lo que estos maleantes no saben es que Sugar está en el país y tratará de poner fin a sus maquiavélicos planes. 

Continuará…



sábado, 24 de septiembre de 2016

LOS SERIALES DE IBÁÑEZ: LOONY



En diversas ocasiones, a Ibáñez le ha sido asignada la continuidad de diversas series creadas anteriormente por otros autores. Fruto de estos encargos, seriales como Cartapacio y Seguidilla, Nicomedes Camueso, Nicrostato Mochales, Bob-Ayna y Pat-Acón (todos ellos, creados por Emili Boix para la revista “La Risa”), La historia esa vista por Hollywood (creado por Vázquez para “Can Can”) o Loony (de Alfons Figueras, para la revista “Nicolás” y, más tarde, para “Paseo Infantil”), personaje del que hoy nos ocupamos, han pasado por sus manos ajustándose siempre a los patrones establecidos. 


 Cabecera de la serie.

 Loony.


Fue precisamente en “Paseo Infantil” donde esta serie se trasladó a los lápices del maestro Ibáñez, quien se encargó del desarrollo de sus nuevas aventuras a lo largo de varios meses. Finalmente, el autor que nos regaló a Mortadelo y Filemón dejó de ocuparse del personaje, cayendo éste en manos de Tunet Vila. 










 (Imágenes: Tebeosytebeos).



 (Imagen: El foro de la T.I.A.)

 (Imagen: Tebeosytebeos).

domingo, 18 de septiembre de 2016

SUGAR: DROGAS EN EGIPTO. PÁGINA 2, por Martínez Osete



Una semana más, continuamos mostrando un nuevo original correspondiente a esta frenética aventura protagonizada por el agente Sugar. Martínez Osete, hábil y camaleónico dibujante, sigue trazando esta historia con pulso sereno y un dominado estilo realista sobre aquel guión escrito por Joaquín Berenguer Artés.

Sugar permanece en Egipto, tratando de desenmascarar a los perversos traficantes. Por radio, se comunica con su Departamento solicitando cooperación. Desde allí le envían la ayuda requerida: un hombre y un helicóptero que le ayudarán a seguir con su delicada misión. Los refuerzos no tardan en llegar y, sin tiempo que perder, tanto Sugar como su compañero de faenas se ponen manos a la obra. Aún queda mucho trabajo por hacer…



sábado, 17 de septiembre de 2016

LOS SERIALES DE IBÁÑEZ: BALÍN Y BALÓN



El 6 de marzo de 1961, se inicia la segunda etapa de la exitosa revista “Tío Vivo”, renombrada como El semanario de las carcajadas. Para los primeros números de la citada publicación (tengamos en cuenta que su larga trayectoria alcanzó los 1.043 números además de 56 extraordinarios), Ibáñez creó diversos chistes patrocinados por Balones Ceplástica-Áriz. 


 Balón y Balín, respectivamente.


A modo de curiosidad, anotaré que esta nueva serie publicitaria, creada en 1962 y aparecida por vez primera en el número 66 del “Tío Vivo” en formato de tira cómica y ambientada en el terreno de juego, fue publicada sin ningún título, llevando, únicamente, un sello con el logotipo de la empresa patrocinadora. Bastantes años después (concretamente, en 1992), cuando Ibáñez hizo un repaso a su trayectoria profesional en el álbum de Mortadelo y Filemón “El 35 aniversario”, el propio autor bautizó a estos personajes como Balín y Balón.










Recorte extraído del álbum El 35 aniversario, donde Ibáñez bautiza, por fin, a estos dos divertidos futbolistas.
(Imágenes: archivo personal).
 
 

domingo, 11 de septiembre de 2016

SUGAR: DROGAS EN EGIPTO. PÁGINA 1, por Martínez Osete



Después de mostrar la ilustración original que sirvió como portada para este cuarto cuadernillo de las aventuras de Sugar, el agente secreto norteamericano, arrancaremos con el desarrollo de aquella historia titulada Drogas en Egipto analizando su página número 1.

Sugar, aceptando un nuevo trabajo asignado por el Departamento especial contra el contrabando de drogas, es enviado a Egipto para ocuparse de un caso. Hasta allí llega acompañado por una bella señorita que hará que su estancia en este país sea mucho más llevadera. Como todo buen agente secreto, Sugar jamás desvela su verdadera identidad ni su profesión, así que se hace pasar por un turista que se encuentra disfrutando de una romántica luna de miel para rastrear el lugar y localizar a los dichosos traficantes. La acción está servida. 



sábado, 10 de septiembre de 2016

FANZIPOTE Nº 15 (ESPECIAL: NOSTALGIA), ¡YA A LA VENTA!



Poco a poco voy consiguiendo ponerme al día con los últimos números disponibles del “Fanzipote”. Esta semana me complace comunicaros que, desde principios de julio, ya podéis haceros con el número 15 de este fanzine que continúa acumulando volúmenes a sus espaldas. Desde el presente número (inclusive), podemos disfrutar de una suculenta rebaja en el precio de cada ejemplar, pasando de los 4,50 euros tradicionales a 2,95 (en ambos casos ya van incluidos los gastos de envío).

Si aún no conoces esta revista, qué mejor forma de hacerlo a partir de este momento. ¡Corre, aprovéchate de las rebajas…!

Para pedidos: fanzipote@gmail.com



domingo, 4 de septiembre de 2016

SUGAR: DROGAS EN EGIPTO. LA PORTADA, por Martínez Osete



Durante 9 semanas consecutivas, mostraré un cuadernillo completo protagonizado por Sugar, el agente secreto norteamericano. Editada por Hispano Americana de Ediciones, esta colección, que contó con un total de 62 números, arrancó en 1958. De publicación semanal, estamos ante una serie de cuadernos, escritos por Joaquín Berenguer Artés y dibujados por Martínez Osete, cuyas portadas se presentaban a todo color y los interiores en blanco y negro. Las aventuras de Sugar se desarrollaban a lo largo de 8 páginas, donde podemos disfrutar del increíble trabajo realizado por su dibujante (Martínez Osete), elaborando un impecable estilo realista que mucho se alejaba del trazo cómico al que este autor nos tenía acostumbrados.

Este cuadernillo que mostraré al completo, que llevó por título Drogas en Egipto, corresponde con el publicado en el número 4 de esta colección. Empezando por el principio, hoy nos centraremos en la portada de esta aventura, donde podemos contemplar una pequeña muestra del fantástico trabajo realizado por su autor dentro de esta serie. Atención a la complicada perspectiva empleada, situación que Martínez Osete resuelve con absoluta maestría. Destacar también las indicaciones de color plasmadas por el reverso de la página. Como por arte de magia, si miramos esta portada al trasluz, la ilustración en blanco y negro se llena de colores, tal y como se presentó impresa como cubierta de aquel cuadernillo número 4.


 Portada original dibujada por Martínez Osete para la serie Sugar.

 (Imagen: Tebeosfera).

 Indicaciones del color plasmadas en el reverso.

sábado, 3 de septiembre de 2016

LOS SERIALES DE IBÁÑEZ: YO



Creación muy curiosa que brota de la mente del maestro Ibáñez, autor que nunca deja de sorprendernos. Publicada originariamente en la revista “Pulgarcito” en 1963, Yo (así, a secas) era una tira cómica que se desarrollaba sin palabras y que estaba interpretada por un caricaturizado Francisco Ibáñez. En mi opinión, esta original serie pudo dar pie al maestro para crear a su personaje más querido: Rompetechos. Según ha confesado el propio Ibáñez en más de una ocasión, el enano cabezón y él son como dos gotas de agua, como mirarse a un espejo (ambos son calvos, faltos de vista, despistados…). Por esta razón, estas tiras bautizadas como Yo pudieron servir de inspiración para Rompetechos, personaje que apareció por vez primera en 1964, sólo un año después (¿casualidad?) de la creación de estas tiras cómicas. 


 Cabecera de la serie y Francisco Ibáñez, alias "yo".


Esta especie de parodia, en la que nuestro autor reflejó algunas situaciones relacionadas con su vida cotidiana, se lo puso fácil para lograr inventar historias de lo más absurdas y surrealistas achacadas, en la mayoría de los casos, a sus problemas de visión o de calvicie. Esta serie, que además fue publicada también en la segunda época de “Can Can” y reeditada en “El DDT” y “Tío Vivo”, tuvo una vida muy corta, una verdadera lástima porque a todos nos hubiese gustado ver a Ibáñez envuelto en más y más aventuras de este tipo. Por suerte, y si nos invade la nostalgia, siempre podemos echar mano de las múltiples aventuras de Rompetechos…













domingo, 28 de agosto de 2016

EL CAPITÁN TRUENO, EL ÚLTIMO COMBATE, de Joan Boix (II)



Por segundo día consecutivo, continúo con mi particular homenaje al gran Víctor Mora, dedicando la entrada de hoy al que, posiblemente, sea el más imperecedero y legendario de todos los personajes que llegó a crear a lo largo y ancho de su extensa carrera profesional. Me refiero, como no podía ser de otro modo, al venerado Capitán Trueno, aventurero caballero español que, recientemente, ha sido condecorado al cumplir, nada más y nada menos, que 60 años. Pese a su edad, lejos de envejecer y de pensar en el retiro, Trueno se encuentra más en forma que nunca, librando continuas batallas y perdurando en el recuerdo de su escuadrón de fans que gozan, una y otra vez, leyendo y releyendo sus múltiples y encantadoras aventuras.

Lamentablemente, no poseo ningún texto original escrito por Mora ni ninguna página de Trueno dibujada por Ambrós (aunque sí de otros personajes). De formar parte de mi colección, ahora sería el momento más indicado para mostrarlas. De lo que sí dispongo es de numeroso material dibujado por Joan Boix, autor que, desde siempre, ha sentido una absoluta admiración hacia este héroe y sus creadores: Víctor Mora y Ambrós. De Boix son el cuadernillo Cita en Córdoba, escrito por el propio Mora, y el álbum El último combate, cuyo guión está firmado por Ricard Ferrándiz, ambos, protagonizados por el legendario Capitán Trueno. De esta última historia he extraído la página original que hoy expongo como merecido tributo al creador del personaje, a quien le dimos el último adiós hace tan sólo unos días, concretamente, el pasado 17 de agosto (2016).


 (Imagen: Zonanegativa.com)

 (Imagen: archivo personal).

 Página original de El Capitán Trueno, dibujada y dedicada por Joan Boix.

sábado, 27 de agosto de 2016

TRISTE ADIÓS A VÍCTOR MORA (06/06/1931-17/08/2016)



El mundo del cómic se viste de luto. Hace escasos días, los medios de comunicación nos hicieron conocedores de la trágica noticia del fallecimiento de Víctor Mora, tal vez, uno de los guionistas de cómics más aclamado de nuestro país. Tras su marcha (el 17 de agosto de 2016), nuestro querido Capitán Trueno se queda huérfano. Miguel Ambrosio, Ambrós, su célebre co-creador y dibujante, falleció en septiembre de 1992, y hoy todos lamentamos la triste marcha de su otro creador y escritor de todas sus aventuras clásicas.

Con 85 años recién cumplidos, y todavía fresco el homenaje por el 60 aniversario del nacimiento de Trueno, hoy damos el último adiós a este incansable contador de episodios que, incluso, llegó a pisar la cárcel por sus ideas de izquierdas y su vinculación al partido comunista, pensamientos que no encajaban dentro de la dictadura franquista.

Este barcelonés de nacimiento entró un día por las puertas de Editorial Bruguera y, enseguida, le fue asignada la escritura de varios guiones para El Inspector Dan o Dr. Niebla. Fue en 1956 cuando el señor González le encomendó la creación de una nueva serie. De este encargo nació El Capitán Trueno (cuyos guiones firmaba como Víctor Alcázar) con el respaldo de unos extraordinarios dibujos fruto del trazo del gran Ambrós. Las aventuras del personaje se convirtieron en un repentino y gran éxito, llegando a venderse más de 350.000 copias de cada número semanalmente y logrando sobrevivir al paso de los años que, lejos de desterrarle, lo han enaltecido hasta el punto de convertirlo en leyenda. La buena acogida de Trueno por parte del público permitió que a Mora le ofrecieran nuevos encargos, los cuales, le embarcarían en múltiples aventuras. Fue entonces cuando nacieron otras series tan extraordinarias como míticas: El Jabato, El Sheriff King, El Corsario de Hierro o El Cosaco Verde. Varias novelas también llevaron su firma: Els plàtans de Barcelona, El tramvia blau o La pluja morta.

Aunque su nombre, al igual que el de cualquier otro guionista, siempre fue olvidado en las portadas de los cuadernillos que llevaban su firma, esto supuso que los lectores de la época sólo llegaran a relacionar a los distintos personajes de aquellos mágicos tebeos con sus dibujantes, emplazando a un segundo plano el trabajo de sus guionistas. Por suerte, el transcurso del tiempo y, sobre todo, el reconocimiento de los miles de fans que arrastra el héroe de Trueno, han provocado que el nombre de Víctor Mora alcance la popularidad y reconocimiento que siempre había merecido.     

La leyenda de Víctor Mora sigue viva, hoy, más que nunca…
Hasta siempre, maestro. Descanse en paz. 


 (Imagen: elmundo.es).