domingo, 18 de junio de 2017

PASATIEMPOS, por J. Ripoll (II)



Vayamos a por la novena entrega de estos pasatiempos que tanto nos gustan. Aquí no hay mucho que comentar, pues es un único juego al que debemos enfrentarnos y, para todo el que haya ido siguiendo con cierta regularidad la publicación de las entradas anteriores, de sobra conocerá cuáles son las bases para resolverlo de forma satisfactoria. Para el que no lo sepa, daré una breve explicación. La mecánica es bien sencilla, basta con agarrar el primer lápiz que tengamos a mano y rellenar los espacios que figuran marcados con un puntito.

La complejidad de este pasatiempo no la hallamos a la hora de descifrarlo, sino cuando tratamos de identificar a su autor. Carece de dibujos (sólo un entramado de líneas), por lo tanto, resulta imposible estudiar su estilo para descubrir de quién puede tratarse. La única pista que nos puede conducir para lograr alcanzar nuestro objetivo la hallamos en el texto que figura justo debajo. Comparando la caligrafía con la plasmada en otras páginas originales de diversos autores, y sospechando que este dibujo pudo ser publicado en la revista “La Risa”, en la década de los cincuenta, al fin pude resolver el misterio identificando que detrás de este juego se esconde la mano y el talento de José Ripoll. No es una afirmación que pueda dar por sentada, pero sí que le doy bastante fiabilidad. 



domingo, 11 de junio de 2017

PASATIEMPOS, por Francisco Ibáñez (III)



Semana a semana vamos agotando los recursos y alcanzando el final de este especial dedicado a las páginas originales de pasatiempos que forman parte de mi preciada colección. Mientras llega ese momento, disfrutemos de un nuevo trabajo cosechado por Ibáñez que guarda bastantes similitudes con el mostrado hace 7 días. Tras la explicación siguiente entenderán el por qué de mis palabras.

Para abrir boca, y situado a la derecha del título, debemos enfrentarnos, de nuevo, a los agobiantes pasadizos de un laberinto, sustituyendo aquí al ratón y al queso de la vez anterior por un niño que trata de llegar hasta un delicioso tarro de miel. Inmediatamente después, más a la derecha, dediquémonos a unir puntos para completar el dibujo que se esconde en la imagen. En la página anterior tuvimos que descubrir a quién perseguía la serpiente y, aquí y ahora, rompámonos el coco para revelar qué busca tan desesperadamente ese borracho.

Si continuamos el orden, nos topamos de nuevo con el juego de ir coloreando los espacios marcados con puntos. Si la vez pasada era un policía que corría espantado perseguido ferozmente por alguien, aquí es un señor cargado con un saco de harina el que nos invita a descubrir qué se esconde tras ese alocado enredo de líneas que se entrecruzan en todas las direcciones. Y es hora de recrearse en un nuevo juego, no visto en la entrega anterior. De entre todos los rostros plasmados, sólo hay un par de ellos que son exactamente iguales. Bueno, en realidad, todos tienen el mismo careto. Lo único que les diferencia es que a cada uno le gusta arreglarse el bigote de una forma diferente.

Tras localizar a los gemelos, de nuevo el reto del crucigrama y, a continuación, formemos el nombre de una actriz italiana poniendo un poco de orden en las letras de la imagen. No, Lola Galindo no vale. Se busca nombre italiano, no español. Y como cierre, cogiendo las iniciales de los dibujos siguientes formaremos el nombre de un conocido río europeo.

Espero que hayáis disfrutado de esta nueva entrega de pasatiempos. La semana próxima más, así que permaneced atentos a vuestras pantallas. 



domingo, 4 de junio de 2017

PASATIEMPOS, por Francisco Ibáñez (II)



Para esta séptima entrega dedicada a los pasatiempos me he reservado una nueva página dibujada por el gran Ibáñez. Publicada, con toda probabilidad, en la revista “La Risa”, allá por los años 50, el papá de Rompetechos, entre otros cientos, desarrolló una entretenida página que no sólo persigue poner a prueba nuestros reflejos neuronales, sino que también hará las delicias de los que busquen encontrarse con algunas pinceladas de humor.

En primer lugar, debemos ayudar a un inocente ratoncillo a llegar hasta su alimento, una deliciosa bola de queso que ha sido depositada al otro extremo del laberinto con el único fin de hacerle un poco la puñeta al animalito. El siguiente desafío lo hallamos en el ya tradicional juego de ir uniendo puntitos, por orden numérico, hasta conseguir completar ese dibujo que figura escondido tras ese enjambre de números.

Continuamos con otro pasatiempo de esos que gustan, al menos a mí: el de colorear los espacios marcados para poder descubrir quién corre tras el policía. Pasamos de la clase de pintura a las letras puras, donde debemos ordenar las iniciales de los siguientes dibujos hasta completar el nombre de una fruta. Y ya que estamos con las letras, sigamos con ellas rellenando el siguiente crucigrama y, a continuación, construyendo el nombre de una famosa actriz de cine organizando las letras de la imagen.

Y ya para terminar, consigamos desenredar los hilos de las cañas de esos tres pescadores para poder descubrir quién ha sido el afortunado que podrá llevarse a casa ese suculento manjar. Y si aún nos quedan fuerzas, Ibáñez nos alecciona sobre cómo dibujar un simpático pingüino en tres sencillos pasos. Si habéis conseguido completar cada uno de estos pasatiempos con éxito, aparte de colgaros del cuello la medalla de la victoria, conviene coger fuerzas porque dentro de 7 días vendrán nuevos desafíos que esperan con impaciencia ser resueltos.



domingo, 28 de mayo de 2017

EXPRIME MOLLERAS, por E. Boix



Sexta página original de pasatiempos que cuelo en esta sección y la segunda que viene de la mano de Emili Boix tras ¿Qué seré yo cuando crezca? El creador de Bob-Ayna y Pat-Acón, los héroes del batallón, pone a prueba, una vez más, a nuestro intelecto con tres apasionantes juegos que van de mayor a menor dificultad, según mi criterio.

El primero de ellos consiste en buscar a los tres enemigos de ese sorprendido soldado que le acechan con bastante cautela para evitar ser vistos. O yo soy muy corto de vista o los dichosos contrincantes han buscado un escondite mucho mejor que el del Wally ese.

En el siguiente dibujo hay que tratar de localizar seis errores que el autor ha colado a propósito en escena. Aunque aquí el nivel de dificultad desciende de muy alto a medio, también hay que dejarse la piel (o la vista) tratando de encontrar estas seis anomalías.

Y por último, un juego que me gusta mucho y que, a diferencia de los dos anteriores, no entabla dificultad alguna, pues sólo basta con saber de números (nivel básico) y tener un lápiz a mano para ir uniendo puntitos hasta lograr completar la imagen. Os reto a que lo hagáis mentalmente, a ver si conseguís descubrir de qué animal se trata. Si transcurridas un par de horas no lográis averiguarlo, adelante, echad mano del dichoso lápiz…



domingo, 21 de mayo de 2017

PASATIEMPO, por J. Ripoll



Disfrutemos de esta quinta entrega de pasatiempos con una página original que muestra un ingenioso desafío creado por José Ripoll, dibujante que formó parte de la plantilla de la extinta y continuamente recordada Editorial Marco.

Aquí vemos a un corpulento individuo ansioso por convertir en astillas ese grueso tronco. Para poder llevar a cabo tal fin, debemos descubrir qué herramienta empleará uniendo todos los puntos numerados del 1 al 24 que encontraremos en la parte superior de la imagen. Este original no ofrece mucho misterio pues dichos puntitos ya se encuentran entrelazados, formando entre todos la figura de un hacha que es el instrumento más indicado para que ese leñador pueda realizar su trabajo. Si este pasatiempos hubiese sido creado hoy, en lugar de esta herramienta habrían puesto una sierra mecánica, pero tengamos en cuenta que la realización del mismo debe remontarse a los años cincuenta, aproximadamente.



domingo, 14 de mayo de 2017

PASATIEMPOS: ¿QUÉ SERÉ YO CUANDO CREZCA?, por E. Boix



Tras el paréntesis de la semana pasada (recordemos que el lugar de la cuarta página de pasatiempos lo ocupó aquella nueva entrega de 13, Rue del Percebe), hoy retomamos el rumbo marcado hace ya varias semanas con este divertido juego que corrió a cargo de Emili Boix, autor de Cartapacio y Seguidilla, Nicomedes Camueso y Nicrostato Mochales, entre otros cientos de personajes.

Este mismo entretenimiento ya lo vimos en aquella página de Iranzo expuesta aquí algunas entregas atrás, y volvemos a repetir suerte en esta ocasión enfrentándonos a nuevos y variados personajes que nos dirán cuál será nuestra ocupación en un futuro. Para el que no recuerde las bases, apuntaré que este tipo de pasatiempos consiste en situar nuestro dedo (siempre con los ojos cerrados, claro) sobre alguno de los números del centro para descubrir, gracias a esta invención del profesor Pepe, qué profesión puede ser la nuestra. Carnicero, zapatero, juez, periodista, aviador, pintor, torero, dibujante, policía… son algunos de los trabajos a los que nos podemos enfrentar.

Tal vez muchos ya jugaron a este ocurrente juego allá por los años cincuenta, fecha en la que se estima que pudo ser publicado, y hayan orientado sus vidas en base al oficio señalado. Si otros autores continuaron con nuevas entregas y nuevos oficios a lo largo de las décadas siguientes, las nuevas generaciones habrán hecho lo propio. Por el contrario, si eres de los que nunca te has enfrentado a este tipo de pasatiempos, qué mejor oportunidad que ésta, no ya para conocer nuestro provenir, sino para pasar un rato la mar de entretenido jugando a qué hubiéramos podido dedicarnos y viendo si se asemeja a nuestro actual puesto de trabajo. Si no es así, se pueden jugar tantas nuevas partidas como se desee hasta que consigamos desgastar la huella dactilar de nuestro dedo de tanto aplastar la indefensa y sufridora pantalla del ordenador o de cualquier dispositivo. Tengamos compasión…



domingo, 7 de mayo de 2017

13, RUE DEL PERCEBE CELEBRITY, por Juan Manuel Muñoz



Los nostálgicos (entre los que me incluyo) estamos de enhorabuena. Para sorpresa de muchos y regocijo de otros, la que hoy presento en esta sección del blog no es otra que una nueva página de la mítica serie ibañezca 13, Rue del Percebe.

Han pasado muchos años desde que Ibáñez diera por finalizada la carrera de estos personajes allá por 1968. A partir de entonces, la serie continuó en activo gracias a las manos de otros autores, alcanzando su final definitivo a mitad de los años ochenta. Fue una grata sorpresa ver una última entrega realizada de nuevo por Ibáñez ya en 2002, que fue publicada en el número 35 (donde se recopiló buena parte de esta serie) de la actual colección “Super Humor”. A día de hoy, esta alocada comunidad de vecinos volverá a estar en boca de todos gracias a un par de nuevas entregas que vienen de la mano de Juan Manuel Muñoz (la primera, realizada en 2016 y que ya fue publicada en este blog, y otra de reciente creación que hoy presento en exclusiva). 


 Primera página de la 13 Rue dibujada por Muñoz en 2016.


En esta última, las cosas han cambiado sustancialmente en los interiores de esta mítica edificación. De los residentes habituales ya no queda ni rastro y, en su lugar, nos topamos con las caras de algunos de los retoños más conocidos de los muchos creados por Ibáñez. Por lo tanto, y ante tan elevado número de celebridades reunidas en una única página, que a nadie le resulte extraño el repentino cambio de nombre de este serial, pasando a llamarse 13, Rue del Percebe Celebrity.

Hacía tiempo que esta idea rondaba por mi cabeza. Surgió de imprevisto, como la mayoría de las mejores ideas, y justo después de la realización de la anterior entrega que, al igual que aquí, llevó un guión firmado por un servidor y unas ilustraciones que corrieron a cargo de Muñoz. En los principios más remotos, este nuevo proyecto se basaba en un barullo de ideas que revoloteaban por mi cabeza sin ningún orden ni sentido. Tocaba sentarse tranquilamente para conseguir poner un equilibrio a todo aquello. Y lo guardé en silencio hasta que la cosa no cogió un cuerpo lo bastante sólido como para poder llevarla a cabo. Había que crear situaciones divertidas (era una de las cosas primordiales), hacer una exhausta selección de personajes y ver dónde encajar a cada uno de ellos. Una vez alcanzados con éxito mis objetivos, ahora sí había llegado el momento de sentarse a redactar el guión.

Tras varios intentos fallidos, repletos de continuos cambios y modificaciones, al fin conseguí la inspiración suficiente como para sacar adelante el escrito que daría por definitivo. Ahora sí había llegado el momento de ponerme en contacto con Muñoz para hacerle conocedor de mi proyecto. La frenética producción de nuevas aventuras de Mortadelo y Filemón no le dejaban un segundo de respiro (recordemos que se publican tres álbumes anuales de 44 páginas), así que ambos esperamos a que llegara el momento adecuado. Las recientes fiestas de Semana Santa fueron las fechas más propicias para arrancar con este proyecto. Así pues, Muñoz sacó punta a sus lápices y se puso manos a la obra. Gracias a las nuevas tecnologías pude seguir minuto a minuto todo el proceso de trabajo desde la distancia que nos separa (concretamente, 603 kilómetros).

Varios días después, y tras largas y duras jornadas de trabajo, 13, Rue del Percebe Celebrity ya era una realidad. Aquel no fue un camino de rosas, pero gracias a la maestría de Muñoz se consiguió llegar a buen puerto. Como resultado, obtenemos una maravillosa nueva entrega de esta legendaria serie protagonizada, como ya he dicho antes, por algunos de los personajes más representativos de Ibáñez.

No me gustaría cerrar este capítulo sin antes agradecer públicamente el gran interés que Juan Manuel Muñoz puso desde el principio en este proyecto y su enorme esfuerzo para conseguir hacer realidad este sueño. Sin él, nada de esto hubiese sido posible. Gracias, colega…





lunes, 1 de mayo de 2017

ESPECIAL: VI ANIVERSARIO DEL BLOG



Como ya viene siendo habitual por estas fechas, un año más me complace celebrar un nuevo aniversario de este blog que continúa acumulando contenidos y años a partes iguales. Con unas cuantas semanas de retraso (más vale tarde que nunca), el pasado día 2 de abril (2017), este humilde espacio dedicado, en cuerpo y alma, al mundo de la historieta, celebró su 6º cumpleaños. Parece que fue ayer cuando empecé a redactar las primeras líneas que acompañaron aquel extenso especial dedicado al 5º aniversario y hoy me encuentro haciendo lo mismo pero sumándole (y sumándome) un año más.

La popularidad de este blog sigue en boca de todos, e incluso, ha ido en aumento a lo largo de los últimos meses, disparándose el contador de visitas hasta la nada despreciable cifra de 169.314. Pero el número de lecturas no ha sido lo único que ha crecido a lo largo de estos últimos doce meses. A día de hoy, los marcadores de este blog arrojan las siguientes cantidades: un total de 576 entradas (ésta inclusive), 27 miembros (algunos menos que hace un año, y eso que no cobro cuota), 162 dibujos con mi firma y una muestra de originales que roza las 300 páginas (282, para ser exactos).

Haciendo un repaso de lo mucho que han dado de sí estos últimos 366 días (sí, el pasado año fue bisiesto), éstas han sido las entradas más destacadas que han desfilado por estos lugares ordenadas cronológicamente por su fecha de publicación. Tomen buena nota:

  • 14 de mayo (2016). Fui fichado por Tebeosfera y reconocido como dibujante a nivel mundial. Todo un orgullo para este humilde trazacacas que tiene la suerte de compartir oficio con Ibáñez o Escobar.

  • 2 de julio (2016). Me uní al dolor por la muerte de Ángel Nadal. El creador de Don Cloroformo, Rosita la vampiresa o Marilín, chica moderna, falleció el 26 de junio a los 85 años de edad.

  • 15 de julio (2016). Celebré el primer añito de vida de mi hijo Gabriel dibujándole una bonita caricatura.

  • 23 de julio (2016). Publiqué la entrada número 500, y aquí sigo, al pie del cañón…

  • 24 de julio (2016). Di por concluida la fiesta organizada por el 5º aniversario de este blog. Después de 16 entradas publicadas durante 16 semanas consecutivas, autores de la talla de Enrich, Ibáñez, Jaume Rovira, Cera, Joan Boix, Jordi David, Juan Álvarez, Jorge G., López Espí, Maikel, Nicolás, Paco Nájera, Mudito, Juan Manuel Muñoz, Toni Bancels, The Eva y Paco Roca, no quisieron pasar por alto esta celebración y se unieron a ella regalándome momentos fácilmente inolvidables.

  • 13 de agosto (2016). Anuncié, tras una larga espera de casi dos años, la salida a la venta de mi novela de terror El manuscrito del miedo, disponible en distintas plataformas desde ese día. Publicada por Editorial Círculo Rojo, esta primera edición se presenta en un formato de 15x21 centímetros, con solapas, papel ahuesado de 80 gramos, 368 páginas y encuadernación rústica. Todo, al módico precio de 14 euros más gastos de envío.

  • 27 de agosto (2016). Realicé mi particular homenaje al gran Víctor Mora, quien nos dejó para siempre el día 17 del mismo mes.

  • 19 de noviembre (2016). Fui entrevistado para el número 1 de la revista “Cretinolandia Digital”.

  • 3 de diciembre (2016). Comuniqué mi colaboración dentro de la revista “FansFun Magazine”, creada y dirigida por López Espí. Mi espacio habla, largo y tendido, acerca de la serie Masters del Universo (sí, aquella en la que He-Man, el hombre más poderoso del Universo, era su protagonista, y Skeletor, el malo de turno con cara de calavera, su eterno rival).

  • 4 de diciembre (2016). Mostré una portada original de Phantom, el Hombre Enmascarado, correspondiente a una de las últimas aventuras dibujadas por Joan Boix: The Mystery at Ivy Crown. 

  • 8 de diciembre (2016). Asombré al mundo haciendo pública una nueva página de 13, Rue del Percebe. Su autor fue Juan Manuel Muñoz, mano derecha de Ibáñez durante las últimas tres décadas, quien realizó un extraordinario trabajo a raíz de un guión que llevó mi impronta.

  • 1 de enero (2017). De nuevo dejé a todos con la boca abierta al publicar un dibujo original de Gila (sí, aquel genio del humor que narraba sus anécdotas enganchado a un teléfono). La presente ilustración está dibujada, en su integridad, a carboncillo, y fue realizada el 24 de febrero de 1962 para ser incluida en una biografía que preparó TVE, posiblemente, para algún programa especial. Algunos años después (el 19 de noviembre de 1985), durante una cena organizada por la COPE en Madrid, Gila plasmaría su rúbrica sobre dicho dibujo. 

  • 8 de enero (2017). Colgué la primera página original que Ibáñez dibujó de su personaje africano Kokolo, publicada en 1955 en el número 85 de la revista “La Risa”.

Y hasta aquí los puntos más destacados de este último año. Ahora toca seguir trabajando para que los contenidos de este blog nunca cesen. Os dejo, nos vemos en el 7º aniversario. Gracias a tod@s por estar ahí.




domingo, 30 de abril de 2017

PASATIEMPOS, por Francisco Ibáñez



Tercera página para este especial dedicado a los pasatiempos. Tras Iranzo y Martínez Osete, el autor que hoy nos ocupa no es otro que el mismísimo Ibáñez. En los inicios de su carrera, cuando los casi sexagenarios Mortadelo y Filemón todavía eran unos personajes por inventar, el maestro realizó varias de estas páginas que fueron publicadas en la revista “La Risa” de Editorial Marco, a mediados de los años cincuenta. Aunque la que expongo al pie de estas líneas carece de firma, demostrado queda que la mano que se esconde tras ella es la del propio Ibáñez.

El primer juego con el que nos topamos es un divertido laberinto donde vemos a un granjero tratando de atrapar a uno de sus cerdos que ha debido escaparse sin permiso. Bajo el título de la página, volvemos a encontrarnos con ese loco enredo de líneas en donde debemos colorear aquellas zonas marcadas con un puntito para lograr descubrir el dibujo escondido, pasatiempo que ya vimos en la página de Martínez Osete. A su lado, un curioso juego que trata de poner a prueba nuestros conocimientos sobre calzado, emparejando a cada individuo con sus zapatos correspondientes. Más abajo, otro desafío al aburrimiento. Aquí debemos combinar las letras para conseguir formar el nombre de un niño muy famoso por aquellos entonces por comer pan y beber vino en la gran pantalla. No doy más pistas. Y seguimos con los juegos de letras. Esta vez, debemos descubrir el nombre de un conocido volcán utilizando las iniciales de cada uno de estos dibujos. Y como colofón final, el maestro nos deleita con un entretenido crucigrama que hará las delicias de muchos. Tranquilos, si no conocéis alguna respuesta, sólo tenéis que aprender a leer boca abajo y solucionado el problema. Bueno, también cabe la posibilidad de que le deis la vuelta a la página, ya depende de los gustos de cada uno…



domingo, 23 de abril de 2017

PASATIEMPOS, por Martínez Osete



Tras la anterior página mostrada en esta sección dibujada por Iranzo, hoy desenmascaramos una nueva que fue creada, en esta ocasión, por Martínez Osete.

También fueron numerosas las páginas de pasatiempos ideadas por este camaleónico autor al que ningún género ni estilo logró resistírsele. Si nos detenemos a contemplar la presente, descubriremos que arranca con un divertido chiste sobre la alopecia ubicado en la esquina superior izquierda, seguido de un curioso apunte sobre los cuadros de los museos (ojo al radical cambio de estilo, de ahí lo de camaleónico), y continuado con las respuestas (boca abajo) al crucigrama que veremos en el margen derecho.

En el centro nos encontramos con un extraño dibujo tejido a base de numerosas líneas trazadas, aparentemente, sin ningún sentido. Pero la cosa va cogiendo forma si agarramos un lápiz de color y pintamos aquellas zonas que han sido marcadas con un punto. Si hacemos esto, descubriremos un bonito dibujo encubierto entre ese enredo de trazos aunque, si hacemos un pequeño esfuerzo, podemos saber de qué se trata sólo a simple vista. Justo debajo, para aliviar tensiones, Martínez Osete nos deleita con otro chiste sobre dos hermanos.

Y ya a la derecha, podemos pasar un rato la mar de entretenido completando ese crucigrama del que ya conocemos las respuestas (que no deberíamos haber leído) y que intentaremos rellenarlo por méritos propios. Y para terminar, completando la página nos topamos con un curioso juego, aparentemente sencillo, pero que se las trae. Y si no, prueben, prueben, y ya me dirán…